Soy víctima… ¿qué hago?

Problemática en México

Primero que nada mantenga la calma y evite ponerse en contacto con el ciberdelincuente. En muchas ocasiones estas personas saben que sus víctimas pueden entrar en pánico y así será fácil que cumplan sus demandas (puede que le pidan dinero o que haga algo a cambio de dejarlo en paz).

Antes de actuar tenga en cuenta lo siguiente:

(1) No todo lo que usted piensa o lo que ha leído en la prensa es delito informático; puede que su caso caiga en la categoría de ataque informático solamente. Si la conducta no está contemplada como delito en México, no hay mucho qué hacer desafortunadamente.

Revise la sección “¿Qué es un delito informático?“. Determine si es usted víctima de un delito o un ataque informático.

(2) Nuestro sistema de justicia cuenta con un Código Penal Federal y además cada Estado tiene su propio Código Penal. Ello implica que existen delitos del orden federal y delitos del fuero común (perseguidos por las autoridades estatales).

La acción de la cual es usted víctima, podría ser un delito en su Estado o incluso un delito federal. Hay que determinar si se presenta la denuncia correspondiente ante el Ministerio Público local o federal.

(3) El Código Penal Federal tiene regulados los delitos informáticos desde el 17 de mayo de 1999. Sin embargo, son muy pocos tipos los delitos informáticos que el Código contempla y su redacción deja mucho qué desear, complicando la labor de persecución y aplicación de la justicia.

A nivel federal, solo está considerado como delito informático el hackeo tradicional, consistente en:

  • Modificar, destruir o provocar pérdida de información -sin autorización- contenida en sistemas o equipos de informática (de particulares, del Estado, de seguridad pública o de instituciones que conformen el sistema financiero) protegidos por algún mecanismo de seguridad; o
  • Conocer, obtener, copiar o utilizar información contenida en equipos o sistemas de informática protegidos por algún mecanismo de seguridad;

(4) La mayoría de los Estados del país han decidido regular por su propia cuenta los delitos informáticos, muchos de ellos desafortunadamente siguiendo el (mal) ejemplo del Código Penal Federal, replicando los mismos delitos a nivel local (con los mismos errores o defectos).

Hay que revisar la legislación local para ver si la conducta dañina está contemplada como delito.

(5) Aunque estrictamente hablando usted no necesita un abogado para denunciar un delito, muchos ministerios públicos en el país no están capacitados para entender el fenómeno de la delincuencia informática, por lo que es probable que usted necesite la asesoría de un abogado especialista en derecho informático para poder presentar la denuncia de manera correcta y orientar al ministerio público para que pueda integrar la carpeta de investigación adecuadamente.

(6) En ciertos casos, usted podría frenar una conducta dañina (ciberacoso, suplantación de identidad, uso no autorizado de imagen) denunciando los hechos de molestia ante la red social correspondiente. Podrían tardarse en contestar semanas o tal vez meses, pero tal vez esta sea su única alternativa.

(7) Una vez que tenga la certeza de que ha sido víctima de un delito informático, usted tiene 3 opciones:

  • Buscar a un abogado especialista en la materia para que lo oriente;
  • Presentar una denuncia ante la policía cibernética federal o alguna de las unidades locales;
  • Presentar una denuncia o querella ante un ministerio público local o federal, según sea el caso.